Rumbo al Antropoceno

Rumbo al Antropoceno

Tanto hemos forzado las costuras de nuestro planeta que hemos acabado generando algo inaudito en sus 4.500 millones de años de historia: que una especie viva lleve a la Tierra al borde de un cambio de época geológica. Hay que esforzarse mucho y por mucho tiempo para cambiar el ciclo vital de un planeta. Pero los humanos somos tantos, y tan voraces, que vamos camino de conseguirlo. De hecho, un grupo de influyentes geólogos sostienen que esto ya ha ocurrido, y han denominado Antropoceno a esta nueva era. Sin embargo, en una disputada y polémica votación para decidir si en efecto la Tierra ha entrado en una nueva era climática o todavía no, la mayoría de los expertos votantes decidieron que no se dan todos los requisitos para afirmar tal extremo.

La votación al más alto nivel fue reñida y tensa. Se produjo este mes de febrero. Lo que había en juego era sin duda trascendental en términos científicos e históricos. Había que dar respuesta a 15 años de investigación de un grupo de geólogos, el llamado Grupo de Trabajo del Antropoceno (GTA, o AWG en sus siglas en inglés), que desde el año 2009 ha recopilado pruebas de nuestra impronta devastadora sobre el planeta. Pesticidas, microplásticos, particulas contaminantes del carbón y el petróleo, y un largo etcétera de residuos y manipulaciones geológicas (como la devastación de entornos mineros y forestales) que, unidas y persistentes en el tiempo, nos invitan a pensar que la Tierra de hoy no es la misma Tierra de hace cien años.

La Tierra ha pasado por distintas épocas geológicas, periodos de tiempo definidos por cambios en las capas rocosas. La última época, en la que nos encontramos, dura ya 11.700 años, se llama Holoceno y dio inicio cuando terminó la última glaciación. Otras épocas famosas son el Jurásico, que duró 54 millones de años, o el Mesozoico, que duró la friolera de 186 millones de años. Así pues, devorar el Holoceno en una decena escasa de miles de años para inaugurar el Antropoceno implica una enorme hecatombe geológica.

Para demostrar que el Antropoceno representa una nueva época y que ya vivimos en ella, los geólogos del GTA debían encontrar un «pico de oro», un lugar físico donde la roca, el sedimento o el hielo registraran claramente el cambio de un capítulo anterior a otro nuevo. En 2023, los geólogos dijeron que habían encontrado su santo grial: el pequeño lago Crawford, en Ontario (Canadá). En ese lugar, las aguas son tan profundas que lo que se hunde en el fondo suele permanecer sin mezclarse con las capas superiores de agua, por lo que se conserva, ofreciendo un registro asombrosamente bueno del cambio geológico. Desde mediados del siglo XX, los sedimentos del lago Crawford se han visto inundados por los subproductos de la actividad humana: isótopos de plutonio de las bombas nucleares que hemos detonado, cenizas de los combustibles fósiles que hemos quemado y nitrógeno de los fertilizantes que hemos utilizado. A escala planetaria, lo percibimos en el ya incuestionable calentamiento global, en la subida del nivel del mar, la acidificación de los océanos y el efecto devastador sobre los sustratos terrestres que genera la explotación intensiva de la ganadería.

¿Tiene sentido poner fin a ‘solo’ 11.700 años de Holoceno para afirmar oficialmente que transitamos una nueva era geológica en base a los efectos de 75 o cien años de excesos medioambientales? El asunto no es baladí, pues en el ejercicio de marcar un inicio exacto al Antropoceno (¿fue en 1950, o tal vez en la Revolución Industrial? ¿se inició con el arranque de la agricultura?) varios científicos del GTA han dimitido por no compartir el criterio. «¿Acaso los cambios planetarios provocados por las naciones industriales y coloniales antes de 1950 no son lo bastante significativos como para transformar el planeta? Las ramificaciones políticas de un retrato tan engañoso y científicamente inexacto son claramente profundas y regresivas”, dijo Erle Ellis, ecologista y miembro veterano del GTA antes de dar un portazo y abandonar el grupo en protesta por la decisión de marcar el año 1950 como inicio de la nueva época.

En algo Ellis tiene razón: la división del tiempo es intrínsecamente política, porque los científicos no son los únicos que utilizan etiquetas geológicas. El público también las utiliza. Aparecen en los libros de texto, en las exposiciones de los museos e incluso en la música. Señalamos momentos muy específicos y en parte arbitrarios para separar épocas históricas y culturales. También en este caso geológicas. «Estamos en el Antropoceno, independientemente de una línea en la escala temporal. Y comportarnos en consecuencia es nuestro único camino a seguir», afirmó en este furibundo toma y daca en la élite geológica Francine McCarthy, científica de la Tierra de la Universidad Brock de Canadá, que también participó en el GTA.

Trazar líneas en el tiempo terrestre nunca ha sido fácil, advierten los expertos. El registro rocoso está lleno de lagunas, un rompecabezas al que le faltan muchas piezas. Además, la mayoría de los cambios a escala global se producen gradualmente, por lo que resulta difícil precisar cuándo terminó un capítulo y comenzó el siguiente. Pero sí es cierto que la humanidad se está empeñando en cerrar un capítulo geológico y abrir otro nuevo mucho más inquietante. Igual que ahora señalamos como hitos cronológicos la extinción de los dinosaurios o la proliferación de los primates, en un futuro no tan lejano podríamos incluir como capítulos definitorios de la Tierra la era de las armas nucleares, el cambio climático provocado por el hombre y la proliferación de plásticos, basura y hormigón por todo el planeta.

Educational Pitch de Foro de Foros

Nuestro principal objetivo es dotar de conocimiento a la sociedad civil siendo puente para el diálogo

Descargar

¿Quieres aportar a nuestra continua #Conversación?

¡Comparte tu reflexión en Ágora! Pincha aquí y expresa tu interés en contestar a este tema.  

Ágora es el espacio de Foro de Foros para compartir, dialogar, aprender y dar continuidad a las conversaciones de FdF. Su objetivo es servir de altavoz a las ideas de los miembros de FdF, donde personas como tú pueden expresar sus inquietudes, ideas y reflexiones.  

Deja tu respuesta. Esperamos tu aportación

Compartir :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Alguna pregunta?

Para más información sobre lo que hacemos, ponte en contacto con nosotros.

¡Gracias!

Sin la colaboración de todos ellos, Foro de Foros no sería posible.

Próxima actividad:

Beers & Movies

25 de junio

Cines Verdi

Días
Horas
Minutos