El mundo en 2019

Arranca un año marcado por las citas electorales, el Brexit, y el cuestionamiento de las grandes tecnológicas.  

Uno de los desenlaces más esperados del primer tramo del año es el del Brexit. Dado el nivel de crispación y la velocidad de los acontecimientos, incluso quienes viven de analizar el proceso confiesan que la realidad puede superar a la ficción. Precisamente este mes llega a la pantalla una de las series más esperadas sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea: la historia de Dominic Cummings, director de la campaña del Leave.

A ambos lados del Canal de la Mancha se anuncian meses muy movidos. En Francia parece haberse calmado la cólera, pero el presidente Macron necesita resolver la crisis política de fondo. ¿Abordará en su quinquenio la equidad fiscal, la organización del Estado y los servicios públicos, la transición ecológica y el refuerzo de la democracia, incluido el referéndum de iniciativa ciudadana? Temas polémicos y complejos que pueden quedarse en promesas o concretarse, ambas opciones con consecuencias.

#Estavezvoto

En el Parlamento Europeo tratan de armar la mejor estrategia de comunicación para que los europeos vayan a votar en mayo. El reto no es desdeñable: el índice de participación en 2014, los últimos comicios europeos, fue del 42,6%. Los europeístas confían en que despegue la campaña #Estavezvoto, enfocada sobre todo a los menores de 30 años. Y en neutralizar el avance del euroescepticismo, que ya gobierna en países clave para el proyecto europeo como Italia.

España también tiene varias citas con las urnas y entra en fase de inestabilidad e imprevisibilidad, explica Fernando G. Urbaneja en la Revista Consejeros: “El nuevo año llega caracterizado por una ronda de elecciones que deberían cerrar el ciclo abierto con las europeas de 2014 y abrir otro modelo. El anterior propició gobiernos de un solo partido (12 legislaturas) la mitad mayoritarios y otros tantos con la alianza de partidos nacionalistas/regionalistas. Ahora el pluripartidismo forzará gobiernos de coalición de dos o tres partidos, una experiencia inédita en España y que requiere cambios en las actitudes y aptitudes de las formaciones políticas”.

Responsabilidad en el ciberespacio

 Los datos son el nuevo petróleo. Un gran reto este año será determinar el poder (y la responsabilidad) de quienes los manejan: las grandes tecnológicas estadounidenses. Google, Amazon, Facebook y Apple, las llamadas GAFA, tienen una capitalización conjunta de 2,7 billones de dólares, más del doble del PIB español y controlan más del 80% del mercado de la publicidad digital mundial (excluyendo a China, que tiene sus propios gigantes en este sector).

Estas empresas crean miles de empleos, defienden y fomentan la innovación. Su aportación económica y social es incuestionable. Pero escándalos como el de Cambridge Analytica o el probado conocimiento de Twitter, Instagram, Facebook y Google acerca de la injerencia rusa en las elecciones de Estados Unidos han mermado la confianza ciudadana en estas plataformas. “Las redes sociales no funcionan como nos imaginábamos”, comenta Ethan Zuckerman, director del Center for Civic Media en el Massachusetts Institute of Technology. En este artículo señala lo que estas empresas podrían y deberían hacer: fomentar la conexión, el debate reflexivo, la solidaridad y la empatía social.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Back To Top