“Cajas de vacío”

Foter.com

 

Internet, y cómo lo consumimos, está lleno de verdades incómodas. Una de las más reveladoras son los vídeos de unboxing.

 

El espectador se coloca frente a su pantalla para ver cómo un desconocido abre una caja, muestra a cámara el contenido y comparte sus impresiones sobre él. Puede parecer absurdo, pero este “consumismo performativo” arrastra a millones de personas en todo el mundo. El unboxing, o desembalaje comentado de artículos, es un género en la Red: en una búsqueda rápida en Google se obtienen 99 millones de resultados.

Internet es ese espacio que permite ser consumista sin gastar. Uno puede pasar horas descubriendo cacharros a través de otros usuarios sin tener que ir a una tienda ni relacionarse con nadie. Además, el producto se inmortaliza en su “mejor” momento: cuando sale de la caja. Existen algunos específicos, como los de cosmética o tecnología. En otros lo importante quién abre las cajas, y lo mismo un día enseña un móvil que una pastilla de jabón.

Esta práctica ha supuesto un antes y un después para las propias marcas. A las firmas cada vez les cuesta más llegar a los usuarios a través de anuncios de televisión. La solución: hacerles vivir dentro de la publicidad. Por eso muchas suministran sus productos a los prescriptores del unboxing.

Modo de vida

El ejemplo paradigmático de cómo el unboxing puede volverse un modo de vida es Ryan, un niño estadounidense de ocho años que desde 2015 ha hecho ricos a sus padres a base de desempaquetar juguetes. Prueba coches, máquinas expendedoras de caramelos, pelotas gigantes… siempre con muecas histriónicas de supuesta alegría. A muchos les produce desazón, pero Ryan tiene 16 millones de seguidores y su canal es el octavo por facturación en el mundo: 11 millones de euros en 2017 según Forbes. WalMart ha terminado por crearle su propia línea de juguetes.

¿Deben los padres exponer a sus hijos a este tipo de situaciones? ¿Y dejarles ver vídeos de este tipo? ¿Qué efecto tiene delegar en otros hasta el consumo? El uso compulsivo de Internet ya forma parte en España de la Estrategia Nacional contra Adicciones. ¿Estos vídeos están eliminando un deseo o creándolo?

Back To Top