EL PROBLEMA DE LA TRATA DE SERES HUMANOS

Trata de seres humanos

Comparte este contenido

El pasado martes 29 de septiembre tuvo lugar en Foro de Foros la Conversación Intergeneracional «El problema de la trata de seres humanos». El moderador fue Antonio Espinosa de los Monteros y participaron como Conversadores: Alejandra Acosta, Rafael Matesanz, Ana Palencia y Patricia Simón.

HIGHLIGHTS: 

  • La desigualdad es el principal motor. Mientras haya desigualdad, habrá trata.
  • Las redes de trata ofrecen protección a cambio de que estén dentro de la red, directamente o a través de mujeres compatriotas que están en la misma
    situación y en la red. La deuda económica y la protección atan a las mujeres a estas redes.
  • En ocasiones saben a lo que van y en otras no. Pero la información que reciben estas mujeres previamente a emigrar dista de las condiciones a las que se las somete
  • Los familiares y redes cercanas son el principal contacto entre las mujeres y las redes de trata.
  • En España, destaca también la explotación laboral de los temporeros, que viven hacinados en barracones y con remuneraciones muy bajas. Se trata de una explotación laboral con impunidad por ser un sector estratégico.
  • Hacen falta datos para abordar el problema desde las evidencias y no tanto desde la intuición.
  • El problema del tráfico de órganos se da más en países subdesarrollados. La clave está en ser autosuficientes, y en ese sentido España no tiene problemas ya que ha hecho un gran trabajo e incluso ha ayudado a muchos otros para que combatan este problema.

 

SÍNTESIS

Alejandra Acosta: Actualmente, hay unas 47 millones de personas víctimas de trata en todo el mundo. Las charlas están bien como labor de prevención, pero la prevención es mucho más que eso, lo más eficaz es trabajo de terreno, es trabajar en el largo plazo y generar sistemas que protejan a estas mujeres, como por ejemplo un acceso específico al trabajo.

Ana Palencia: El problema de la trata en España lleva más de 40 años, y ha cambiado mucho desde entonces. Con la globalización, las víctimas han pasado de ser en su mayoría españolas a ser personas de muchas nacionalidades – hasta 48 nacionalidades diferentes el año pasado -. Las edades de la mayoría de ellas comprenden desde los 16 a los 25.

Patricia Simón: La trata es un fenómeno fruto de la globalización y resultado de la desigualdad. Mientras vivamos en un mundo desigual, habrá muchas personas que van a intentar migrar. Esto lo sumamos a que luego se hace una criba donde se deja claro que las personas que consiguen llegar a su país de destino serán explotadas. Mientas las Instituciones públicas indican que quieren frenar la trata, esta es la única forma real en la que pueden migrar ahora mismo. Muchas mujeres migran, por ejemplo, para evitar ser mutiladas en sus países de origen. Sin embargo, cuando llegan a los países de origen caen en la trata.

Rafael Matesanz: El tráfico de órganos se produce cuando se extraen órganos humanos con fines comerciales. Si pudiéramos hacer todos los transplantes que se necesitan en el mundo, se estima que se necesitarían no menos de dos millones. Sin embargo, menos de un 7% de la gente que puede beneficiarse de un transplante lo consigue finalmente. La OMS estima que el número de transplantes que se hacen bajo alguna forma de comercialización está entre 13.000 y 15.000 al año (10% del tráfico total).

El problema de la trata de seres humanos

El gobierno chino, por ejemplo, empleaba órganos de sus prisioneros durante muchos años. Muchas personas ricas se trasladaban a este país para conseguir un órgano. Ahora dicen que no lo hacen, pero esto no puede saberse por la opacidad del país. Habitualmente, una persona pobre vende un órgano a una persona rica y normalmente esto se realiza en un país menos desarrollado.

Si hablamos de España, solo ha habido dos intentos de tráfico de órganos, y han sido desbaratados. Uno fue un ciudadano libanés con familia en España que necesitaba un hígado. La familia buscó un inmigrante para hacerlo pasar por familiar. Una ONG denunció e intervino la Policía Nacional.

El otro caso fue una banda de Europa del Este donde el hijo del jefe necesitaba un riñón, y también buscaron un inmigrante. La guardia civil desbarató en este caso la operación. Europa está muy controlado, y suelen hacerse en otros países menos controlados. El lugar en el mundo donde se hacen más trasplantes de hígado con donante vivo es El Cairo.

Ana Palencia: Retrato víctima de explotación sexual: Dicen que no existen perfiles porque etiquetaría de alguna manera, estigmatizaría o haría pensar a las demás que están exentas. Pero por lo general son extranjeras muy jóvenes y en situación de pobreza en sus países de origen y que se ven obligadas a asumir la responsabilidad de la migración para sobrevivir tanto ellas como sus familias. Estas mujeres se empeñan de 5.000 a 60.000 euros pagan por venir a otro país. Cada vez se explotan menos en las calles, y más en los domicilios particulares destinados a la prostitución, donde la policía no puede acceder y el control es mucho más difícil.

Alejandra Acosta: ¿Cuál es la mejor manera de prevenir? Creo que lo que se necesita es una ley integral contra la trata, ya que no existe en España, pero debe ir acompañada de la educación. Se ha avanzado en algunos aspectos, como trata sexual o las últimas intenciones de tipificar el proxenetismo, pero no hay una ley que tipifique y penalice todos los aspectos, por ejemplo, la trata laboral. Hacen falta datos en España para poder llegar a consensos y hacer políticas que realmente ataquen la raíz del problema. Hace falta investigación basada en evidencias. Salirse de las intuiciones, porque se cae muy rápido en politizaciones y definiciones de qué es trata y qué no, y qué se debe hacer y qué no. Lo que se debe hacer es escuchar más a las víctimas para saber realmente qué necesitan, esta es la vía para darles una salida real.

Patricia Simón: Si realmente preocupasen las víctimas de trata no habría tanto dispositivo militar en las fronteras y tampoco se subcontrataría a la policía marroquí. Ante vejaciones y violaciones en la frontera, por ejemplo de Marruecos, muchas mujeres contratan la protección de redes de trata para permitirles la entrada segura. Las mujeres suelen recibir la protección de sus compatriotas, que muchas veces están dentro de las redes. Al no poder migrar de forma legal, como hacemos los españoles, aceptan pagar cuantías elevadas para poder migrar y se convierten en víctimas de trata de maneras sobrevenida.

Algunas mujeres consiguen salir de la trata y encontrar un trabajo, pero este suele ser economía sumergida, por lo que no pueden cotizar ni darse como autónomas para conservar la documentación legal y así caen de nuevo en la prostitución por falta de ingresos suficientes.

Si tuviera que elegir una medida fundamental que pudiera impactar sobre este problema sería mejorar la Ley de extranjería y sobre todo de los apartados donde se refieren a los requisitos para conservar la documentación. Se les exige 40h semanales durante todo un año para poder conservarla. Algo que ni siquiera tienen muchas personas nacidas en España. Se debe generar espacios de seguridad y dejar claro que las personas no son ilegales y no podemos tener una normativa que las convierta en ilegales. Hay que tener en cuenta también que la esclavitud laboral es un gran problema en España, y esto hace que para muchas la prostitución sea una salida mucho mejor que estar explotadas cogiendo fresas en el campo.

Ana Palencia: Yo también me inclino por la línea de la Ley contra la trata, prevención y educación. Una sociedad que permite la trata o la esclavitud en cualquiera de sus formas es una sociedad enferma. Se deben crear herramientas para que todas estas personas puedan integrarse poco a poco, porque de lo contrario muchas mujeres seguirán viendo esto como la mejor salida posible para ellas.

Alejandra Acosta: Hay una frase de un investigador mejicano que dice: “La mayor limitación en la lucha contra la trata es que no se considera un problema social”. Es verdad que cada vez exponemos más este tema, pero hasta que un problema no nos incomoda personalmente parece que no reaccionamos ante él.  Debemos reflexionar sobre nuestros valores a nivel individual y nuestra responsabilidad individual para mitigar aspectos que fallan por sistema. Tratar de evitar y desnaturalizar, por ejemplo, el consumo de sexo en las condiciones en las que se da y cuestionarnos cada uno de nosotros qué narrativas están normalizando el sistema desigual en el que vivimos. Esto no lo cambiará todo pero hará que estos temas se pongan encima de la mesa.

Rafael Matesanz: En España cerca del 95% de la población que necesita un órgano tiene acceso a un trasplante, esto ayuda a que no haya necesidad de irse a otro país para conseguir un órgano. La autosuficiencia es la mejor vía para frenar el tráfico de órganos. Además, España ayuda a otros países para mejorar sus cifras de donaciones y pena el tráfico de órganos, aunque se produzca en otro país, si luego esa persona viene a España. Se han conseguido grandes avances a nivel mundial, mayor concienciación.

 

Suscríbete aquí para recibir nuestra newsletter semanal con contenidos exclusivos.

Pincha aquí para leer todos los Food for Thought de Foro de Foros.

***

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Back To Top