Libertad, fraternidad, viralidad…

viralidad-libertad-fraternidad

Libertad, fraternidad, viralidad…

Piensen en cuánto tiempo han pasado frente a una pantalla en el último año. ¿Cuatro, ocho, doce horas al día? En muchos casos, más de las que han podido invertir en interactuar, aprender y disfrutar del mundo real. Al margen de las consecuencias para la salud, el incremento de tiempo virtual genera inercias sociales, modos de evaluar distintos y acuña términos que hace unos años nos habrían parecido irrelevantes. Uno de ellos es la viralidad. Una mecha que, sin saber cómo, prende. Y define una época.

Leer más

Back To Top