El precio de ser mejores

Medio mundo, incluida gran parte de Occidente, ha elegido congelar la economía para evitar la muerte de centenares de miles de personas. En su mayoría, ciudadanos septuagenarios y octogenarios. Esta durísima decisión por defender la vida de los más mayores aun a riesgo de caer en una recesión global enaltece a la raza humana. El hecho tiene aún más valor si tenemos en cuenta que se podría haber optado por la otra vía, mirar solo lo económico, como al principio de la pandemia predicaron algunos líderes.

Leer más

Back To Top