¿Es posible una sociedad intercultural?

Las migraciones son la tarea pendiente del conjunto de la Unión Europea. En un momento en el que el Mediterráneo recibe cada vez más y más gente, las estructuras estatales son incapaces de hacer frente a esta situación. A ello hay que sumarle la reciente aparición de fuerzas políticas xenófobas que tampoco están ayudando a solucionar la situación. En Foro de Foros hemos continuado con el Ciclo de Migraciones junto con la Fundación Proclade y en esta ocasión abarcamos el tema de la multiculturalidad. ¿Es posible una sociedad intercultural?

Para responder a esta pregunta hemos contado con diferentes expertos en la materia en una Conversación Intergeneracional: Sergio Barciela, del equipo de migraciones de Cáritas, Luis Callejas, religioso mercedario, Montse Jiménez, trabajadora social y socióloga, y Adbellah Laroussi, residente en las casas de acogida y Educador en la Fundación La Merced Migraciones. Además hemos contado con el testimonio en primera persona de Fouzia Cherradi, una mujer de origen marroquí que nos emocionó con su historia de supervivencia en nuestro país.

¿Es posible una sociedad intercultural?

Como hemos visto en los últimos años la globalización es un fenómeno imparable que ha planteado escenarios sociales realmente diversos. En lo que coinciden todos nuestros conversadores es que esto no puede funcionar de manera efectiva sin un plan de integración. Según Sergio Barciela, históricamente ha habido una percepción respecto a las personas migrantes en la que se hacía una clara diferenciación entre un “ellos” y un “nosotros”, y que eran ellos los que deberían hacer esfuerzos extraordinarios cuando pisasen “nuestro territorio”. Este escenario tiene que cambiar, es necesario que exista un esfuerzo mutuo para el perfecto desarrollo de la convivencia.

El esfuerzo mutuo tiene como tarea principal desmontar mitos y estereotipos. Para ello, la mejor opción es conocer y crear un juicio propio, sin alimentar rumores y estigmatizaciones anteriores, que haga posible una integración plena.

Un buen ejemplo de integración es el que nos contó Adbellah Laroussi. Llegó a España muy joven y durante cuatro años fue residente en una casa de acogida. Para él, este tipo de medidas son fundamentales. Si cuando uno llega se encuentra con este tipo de facilidades podrá desarrollar un crecimiento y unos estilos de vida que harán posible una integración social completa.

¿Cómo afecta la política a las migraciones?

Son muchos ya los países que en su Parlamento cuentan con formaciones políticas con un discurso abiertamente racista y xenófobo. En España estamos comenzando a verlo. Pero, ¿por qué sucede esto? Nuestros Conversadores encuentran el punto más álgido de estos discursos durante las campañas electorales. Este discurso, además, aumentará en la medida en la que la situación económica de un Estado se vea deteriorada. Las corrientes xenófobas no se alimentan solas y cuentan con una gran acumulación de bulos y verdades a medias que originan discursos racistas mientras la realidad es muy diferente.

Aunque Luis Callejas, por ejemplo, se muestra escéptico con las medidas políticas que puedan llevar a cabo los líderes políticos en esta materia, pone toda su confianza en la ciudadanía. Mientras haya ciudadanos informados y conscientes de la realidad que acompaña a las personas migrantes, habrá un poco de esperanza en crear sociedades plenamente multiculturales y acabar con los fantasmas xenófobos que vuelven a resurgir.

De nuevo observamos que es necesario poner rostro y voz a aquellos relatos que llegan desde el mediterráneo. Mientras algunos se empeñan en reducir a las personas migrantes a meros números y estadísticas, la realidad es mucho más compleja.

¿Es justo culpabilizar a personas que huyen de la miseria de los problemas de nuestros estados? ¿Pretenden buscar culpables los mismos que han deteriorado el Estado de Bienestar para no asumir sus propios errores?

GALERÍA DE FOTOS

Galería de fotos completa

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Back To Top