Expansión de la banca española en el extranjero y consecuencias en la crisis de 2007

La expansión internacional se convirtió, para muchas entidades financieras, en una exigencia para poder acelerar el crecimiento, diversificar el riesgo y mejorar la rentabilidad. En un escenario en el que el mercado nacional no dejaba de madurar la apertura al exterior era una opción muy clara. En esta II Conversación Intergeneracional del Ciclo de Banca contamos con Fernando González Urbaneja como moderador. Como Conversadores Gonzalo Tererros, Doctor en Derecho y Ciencias Políticas, economista y de profesional del sector financiero; y Pedro Luis Uriarte, economista que fue Consejero Delegado y Vicepresidente del Consejo de Administración del BBVA.

En un mundo que se globaliza aceleradamente, y que está sometido a un cambio intensísimo, la internacionalización es un “must”, como bien nos explicaron Gonzalo Terreros y Pedro Luis Uriarte. Cualquier empresa que quiera vivir en la economía global se va a tener que internacionalizar. Para que este proceso pueda desarrollarse, Pedro Luis Uriarte nos habla de cuatro justificaciones fundamentales: racional, patrimonial, emocional y defensiva. Quizá la última sea la más representativa, puesto que en un mundo globalizado internacionalizarse es casi una necesidad para seguir avanzando.

En el camino de la Internacionalización se exige contar con al menos cuatro competencias básicas: visión, compromiso, programa y capacidades. Este proceso al ser de transformación comienza, como explica Pedro Luis Uriarte, “por el tejado”. A pesar de ser un proceso casi inevitable para muchas compañías, el proceso de expansión internacional quizá sea la operación más compleja de todas a las que se pueda enfrentar una empresa.

¿Qué motivó la expansión internacional de la Banca Española?

La Banca Española, en los momentos previos a su expansión internacional, se encontraba en un momento de saturación y agotamiento del mercado doméstico, y con mayores oportunidades en otros mercados. Además, se produjo una caída de márgenes como consecuencia de la intensa competencia y de un entorno de bajos tipos de interés.

El proceso de expansión pudo llevarse a cabo, además, por la gran potencia de los equipos de gestión que maneja nuestra banca. La gran cualificación era consecuencia de la rentabilidad comparativa de la banca española, que se encontraba en un mercado altamente competitivo. Además, la tecnología era muy avanzada en banca retail, probablemente la mejor del mundo en ese momento.

Unos balances saneados y capitales robustos permitían “exportar” capital, con un control de riesgos adecuado. El ascenso de la presencia de compañías españolas en mercados exteriores facilitó el proceso de internacionalización. La Banca Española, además, supo aprovechar su posición privilegiada respecto a Latinoamérica. El contexto era de mercados infrabancarizados, con poco desarrollo tecnológico, débil presencia de la banca internacional, buenas perspectivas económicas y alta densidad de población.

Tanto Gonzalo Terreros como Pedro Luis Uriarte fueron participes de aquel proceso de internacionalización bancario a la cabeza del BBVA. Y aunque finalmente resultó satisfactorio, por el camino tuvieron algún que otro desencuentro. “También es preciso asumir fracasos”, comentó Pedro Luis Uriarte, puesto que el objetivo final era la creación de un grupo global multidoméstico, líder en esa área. Y un proceso como este, de transformación, para tener éxito tiene que contar con algún fracaso previo.

Fernando González Urbaneja recuperó una pregunta que nos acompañó en la sesión anterior del Ciclo de Banca. ¿Qué ocurre con la reputación de la Banca Española? Pedro Luis Uriarte fue muy claro en su exposición de las causas. Aunque la crisis de 2008 hizo que la percepción positiva de las entidades bancarias cayese en picado, para nuestro Conversador, ha habido otro factor determinante. La Banca Española ha cometido abusos, y muy grandes. “No puede ser que el presidente de un banco se retire multimillonario mientras el banco que deja ha quedado casi en la ruina”, explicaban los Conversadores.

Es imposible imaginar en la actualidad mercados financieros que no hayan abierto la puerta al exterior. ¿Volveremos a verlo con procesos como el Brexit o con los aranceles que proponen gobiernos como el de Trump?

Galería de fotos

Ver galería completa

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Back To Top