Estatutos

Home / Estatutos

TITULO I.- DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1.- Constitución, denominación y duración
Bajo la denominación “Fundación Foro de Encuentros. Foro de Foros” se constituye una fundación de conformidad con la Ley 50/2002, de 26 de diciembre, de Fundaciones, y demás disposiciones normativas vigentes.

Fundación Foro de Encuentros. Foro de Foros es una organización constituida sin finalidad de lucro, con duración indefinida, que por voluntad de sus creadores tiene afectado de modo duradero su patrimonio a la realización de los fines de interés general que se describen en el artículo 3 de los presentes Estatutos.

Artículo 2.- Régimen jurídico, personalidad y capacidad jurídica
La Fundación, una vez inscrita su Escritura de Constitución en el Registro de Fundaciones, tiene personalidad jurídica propia e independiente y dispondrá de plena capacidad jurídica y de obrar, rigiéndose, sin otras limitaciones que las establecidas en la manifestación de voluntad de los fundadores en el Acta Fundacional, en los presentes Estatutos, por las disposiciones que en interpretación o desarrollo de aquella voluntad establezca libremente el Patronato y, en todo caso, por las disposiciones legales que sean de aplicación, en particular la Ley 50/2002, de 26 de diciembre, de Fundaciones. Podrá realizar, en consecuencia, todos aquellos actos que sean necesarios para el cumplimiento de la finalidad para la que ha sido creada, con sujeción a lo establecido en el ordenamiento jurídico.
En consecuencia, y sin perjuicio de las pertinentes comunicaciones al Protectorado que legalmente sean necesarias, podrá, con carácter enunciativo y no limitativo, adquirir, conservar, poseer, disponer, enajenar por cualquier medio y gravar toda clase de bienes muebles o inmuebles y/o derechos; realizar todo tipo de actos o contratos; recibir y reembolsar préstamos y cualesquiera otras operaciones de carácter financiero, transigir y actuar en vía administrativa o judicial ejercitando toda clase de actos, acciones y excepciones ante Juzgados, Tribunales y Organismos públicos y privados, con sujeción a lo establecido en el ordenamiento jurídico.

Artículo 3.- Fines Fundacionales
Fundación Foro de Encuentros. Foro de Foros, tiene por objeto principal promover la difusión de conocimiento, el estudio y el análisis referido a los diferentes aspectos, opciones, problemática y expectativas que conciernen al conjunto de la sociedad, con especial referencia a la incidencia sobre los ciudadanos, de acuerdo a los siguientes fines, en su sentido más amplio:

  • la creación de escenarios de debate y la articulación de espacios concurrentes que, a modo de foro de foros, contribuyan a la difusión de ideas y generación de debate sobre los distintos aspectos que engloba la dinámica socioeconómica y determina el porvenir de la sociedad. Ello abordado por sí misma o a partir de la colaboración, concurrencia o concurso de otras personas, entidades y demás interesados en idénticos fines que los descritos como propósito fundacional.
    Entre otros aspectos, con carácter enunciativo y en modo alguno limitativo, cabe citar: 

    1. Modelo económico-productivo: oferta/demanda, sistema financiero, papel de las empresas y corporaciones, mercado de trabajo para crear y sostener empleo, localización, infraestructuras, I+D+i.
    2. La forma y alcance del Estado: representación política, configuración territorial, transparencia y responsabilidad, participación.
    3. Conjunción público-privada del sistema de bienestar y protección social: fiscalidad, alcance de la protección pública, nuevas formas de proteger la salud.
    4. Papel de la formación: educación, capacitación, etc.
    5. Europa: límites al proyecto de construcción europea, desafíos del euro.
  • Como consecuencia de lo anterior, la elaboración y difusión de documentos, estudios, propuestas y análisis directa e indirectamente referidos a sus fines y actividades.

Artículo 4.- Desarrollo de los fines. Actividades.
Los fines fundacionales podrán ser desarrollados por la Fundación del modo que estime oportuno, en centros propios o ajenos, incluida la participación en otras entidades u organizaciones, o en concurrencia con ellas, sin otras limitaciones que las que se deriven del Acta Fundacional, los presentes Estatutos y, en todo caso, las leyes.
El Patronato tendrá plena libertad para determinar las actividades que deba realizar la Fundación para la consecución de los fines enunciados, emprendiendo cuantas acciones crea oportunas. Entre otras, y con las limitaciones y recursos presupuestarios de que disponga, se considerarán las siguientes:

  • Debates. La Fundación organizará debates en distintas modalidades, tanto en abierto para cualquier persona que tenga interés en participar en ellos, como en un ámbito más restringido con las condiciones y requisitos que pueda establecer el Patronato. La Fundación podrá delimitar los participantes atendiendo preferentemente al carácter interdisciplinar, interterritorial e intergeneracional, a partir de un temario específico fijado por la Fundación con base a un documento elaborado por esta, y/o expresamente encargado a terceros, con el fin de someterlo a análisis y discusión por los partícipes del debate. Las sesiones podrán ser presenciales o con incorporaciones a distancia por videoconferencia. El desarrollo de los debates podrá ser accesible online para los beneficiarios de la Fundación, sin que todo ello suponga necesariamente una opinión expresamente suscrita por ella.
  • Estudios. La Fundación, atendiendo a sus fines, promoverá, de forma individual o colectiva, análisis, estudios y propuestas para su edición, con o sin sometimiento previo a uno o varios de los Debates descritos en el punto anterior. Podrá igualmente encargar a personas, entidades y organizaciones de reconocida solvencia, públicas o privadas, la realización de estudios, análisis y propuestas sobre temas considerados clave para el presente y el futuro, relacionados con sus fines.
  • Base de datos y documentación. La Fundación pondrá a disposición de sus beneficiarios una Plataforma multifuncional e interactiva, con una base de datos amplio espectro que, además de organizar el acceso a la producción documental propia, sistematice y facilite el acceso a las principales fuentes relacionadas con la temática abordada en sus actividades propias y, al propio tiempo, proporcione una vía de participación activa de sus Adheridos, Amigos y Colaboradores.
  • Redes sociales. La Fundación utilizará todas las herramientas tecnológicas de las que pueda disponer, a fin de propiciar la plena interactividad de sus actividades, así como para generar debates sociales más allá de los estrictos beneficiarios de la propia Fundación.
    Dichas actividades podrán realizarse: 

    1. Directamente por la Fundación.
    2. Mediante la colaboración con autoridades y organismos autonómicos, provinciales, comarcales y locales, o con personas de cualquier clase, físicas y jurídicas, en proyectos de interés relacionados con los fines que persiguen.
    3. Mediante la participación en el desarrollo de actividades de otras entidades o personas de cualquier clase, físicas y jurídicas, que de algún modo puedan servir los fines perseguidos por la Fundación, incluidas sociedades mercantiles u otras, con los requisitos previstos en las leyes.
    4. Igualmente, podrá articular en la Red el acceso, además de sus beneficiarios, de otras personas físicas o jurídicas, foros, asociaciones y cualesquiera organizaciones de ideas y proyectos habilitados bajo criterios calidad y diversidad, y de acuerdo a los fines de la Fundación.

Artículo 5.- Domicilio y nacionalidad.
La Fundación, de nacionalidad española, tendrá su domicilio en 28014 Madrid, en Palacio Miraflores, Carrera de San Jerónimo, 15.
El Patronato podrá acordar libremente el cambio de domicilio social, mediante la oportuna modificación estatutaria, con inmediata comunicación al Protectorado y al registro de Fundaciones en la forma prevista por la legislación vigente. Asimismo, se faculta al Patronato para la determinación de las sedes de establecimientos, delegaciones u oficinas que, según los casos, se fijen en función de las necesidades derivadas del cumplimiento de los fines fundacionales.

Artículo 6.- Ámbito territorial
La Fundación desarrollará principalmente sus actividades tanto en el territorio del Estado español como en el resto de los estados europeos y, ocasionalmente, podrá hacerlo en otros territorios.

Artículo 7.- Miembros de la Fundación.
La Fundación contará, en su caso, con la participación de personas físicas o jurídicas, organismos e instituciones, públicas o privadas, y cualesquiera otras entidades cuya actividad o contribución puede favorecer la consecución del logro de los fines fundacionales. A tal fin, estará constituida por cuatro clases de miembros: Fundadores, Adheridos, Amigos y Colaboradores.

  • Fundadores: Las personas físicas y/o jurídicas que otorguen el Acta Fundacional se constituyen en miembros Fundadores. A la Escritura de Constitución, que tiene el carácter de Carta Fundacional, podrán adherirse con posterioridad a su otorgamiento, con la categoría de fundadores y hasta un máximo de veinticinco (25), otras personas físicas o jurídicas, siempre que tal adhesión se produzca en el plazo de dos (2) años a contar desde su otorgamiento. Las adhesiones con el carácter de Fundadores, dentro del plazo prefijado, deberán ser aprobadas por mayoría reforzada de dos tercios de los miembros del Patronato y el voto afirmativo del Primer Presidente.
    El Patronato fijará la contribución y condiciones económicas que los aspirantes deban satisfacer.
  • Adheridos: A partir de la inscripción de la Fundación en el correspondiente Registro de Fundaciones, podrán sumarse a ella con el carácter de Adheridos, aquellas personas físicas o jurídicas, organismos e instituciones, públicas o privadas, y cualesquiera otras entidades cuya actividad o contribución pueda favorecer al logro del fin fundacional y sean aceptados por el Patronato de la Fundación. Las solicitudes de adhesión con el carácter precitado, o propuestas por alguno/s de los patronos, deberán ser aprobadas por mayoría simple de los miembros del Patronato.
    Con carácter anual, el Patronato fijará la contribución y condiciones económicas que los aspirantes deban satisfacer. Igualmente, fijará el número máximo de Adheridos que puedan ser miembros de la Fundación para cada año natural, sin que su número total pueda ser mayor de cien (100) para cada periodo anual. Los Adheridos deberán permanecer como miembros de la Fundación con un periodo mínimo inicial de dos (2) años, renovando su adhesión por períodos de doce (12) meses en anualidades sucesivas.
    Los Adheridos a la Fundación podrán formular al Patronato propuestas para designar de entre ellos un máximo de dos patronos, conforme a las condiciones y requisitos que establecen los presentes Estatutos.
  • Amigos. Serán todas aquellas personas que, sin limitación numérica, y sin otra condición que su voluntad de apoyar los fines de la Fundación contribuyan al sostenimiento de sus actividades con una cuota cuyo importe y condiciones económicas fijará el Patronato con carácter anual. Los Amigos deberán asumir compromiso de permanencia de al menos doce (12) meses.
  • Colaboradores: Serán miembros Colaboradores de la Fundación aquellas corporaciones, entidades públicas o privadas, así como todas aquellas personas físicas o jurídicas que le presten ayuda mediante aportaciones económicas o materiales libremente acordadas. Dichas aportaciones podrán tener carácter específico relacionado con una o varias actividades determinadas o realizarse de modo genérico para el sostenimiento y consecución de los fines establecidos.

Artículo 8.- Beneficiarios
Serán beneficiarios de la actividad fundacional todas las personas físicas y jurídicas, públicas y privadas interesadas en los fines de la Fundación y por extensión la sociedad en su conjunto.
Es objeto y finalidad de la Fundación beneficiar a la sociedad en general y, en particular a la comunidad a la que interesen o afecten las cuestiones relativas a los modos y modelos de organización social.
Siempre que sea precisa la delimitación de los beneficiarios de entre aquellos que potencialmente puedan ser atendidos conforme a los objetivos fundacionales, la Fundación aplicará criterios generales de imparcialidad y no discriminación.
La Fundación podrá exigir el abono de cantidades por los servicios que preste, así como segmentar el acceso a dichos servicios en virtud del establecimiento de diferentes cuotas, cuya suma y condiciones será establecida por el Patronato en función de los intereses de La Fundación. Cuando ésta determine el abono de alguna cantidad por los servicios que preste, la determinación de los beneficiarios se deberá realizar exclusivamente por el pago de la cantidad correspondiente.
Asimismo, cuando por la propia naturaleza de la Fundación se derive la necesidad de limitar el número de beneficiarios en función de sus necesidades, la selección y determinación de éstos se realizará con carácter irrevocable por el Patronato, teniendo presentes los méritos, necesidades, capacidad económica y posibilidad de aprovechamiento para los distintos aspirantes o en base a otras características objetivas de acuerdo a los fines de la Fundación.
En todo caso, nadie puede alegar, ni individual ni colectivamente frente a la Fundación o sus órganos, el goce de dichos beneficios antes que fuesen concedidos ni imponer su atribución a personas determinadas.

TÍTULO II. EL PATRONATO

Capítulo I. Composición y competencias

Artículo 9.- El Patronato
El Patronato es el órgano supremo de gobierno, administración y representación de la Fundación, y tendrá a su cargo todas aquellas facultades de dirección y control en la gestión de la Fundación que sean necesarias para la realización de los fines fundacionales. En concreto, administrará con diligencia los bienes y derechos que integran el patrimonio de la Fundación, manteniendo el rendimiento y utilidad de los mismos.

Artículo 10.- Composición y duración
El Patronato estará constituido por un número mínimo de tres (3) y un máximo de quince (15) miembros. El cargo de patrono tendrá una duración de cuatro (4) años, y podrá ser reelegido una sola vez para un máximo de dos períodos sucesivos, con excepción del Primer Presidente nombrado en la Carta Fundacional que, salvo renuncia voluntaria, fallecimiento, resolución judicial o incapacitación, ejercerá los cargos de Patrono y Presidente por un período de tres mandatos de cuatro (4) años cada uno de ellos, con las atribuciones excepcionales señaladas en la Carta Fundacional hasta el término del indicado período.

Artículo 11.- Nombramiento de patronos, cese y cobertura de vacantes
Nombramiento. El primer Patronato será nombrado por los fundadores en la Escritura de Constitución. Los miembros del Patronato están obligados a mantener dicho órgano con el número que como mínimo determina el artículo 10 de los presentes Estatutos para la validez de los acuerdos. Los patronos entrarán a ejercer sus funciones después de haber aceptado expresamente el cargo en documento público, en documento privado con firma legitimada por notario, mediante comparecencia realizada al efecto en el Registro de Fundaciones, o por cualquier otro medio que expresamente autorice la ley.
Dicha aceptación será inscrita en el Registro de Fundaciones mediante escritura pública. Son cargos necesarios del Patronato los de Presidente y Secretario, pudiendo existir un Vicepresidente y un Vicesecretario. Corresponderá a los fundadores la designación del Presidente y, en su caso, el Vicepresidente del Patronato entre las personas que reúnan los méritos suficientes para cumplir con los fines de la Fundación.
Podrán ser miembros del Patronato las personas físicas que tengan plena capacidad de obrar y no estén inhabilitados para el ejercicio de cargos públicos y las personas jurídicas. Estas últimas deberán designar una persona física que les represente en el desempeño de las funciones propias del cargo.
El cargo de patrono que recaiga en una persona física deberá ejercerse personalmente. No obstante, podrá actuar en su nombre y representación otro patrono por él designado, siendo en todo caso esta actuación para actos concretos y debiendo ajustarse a las instrucciones que, en su caso, el representado formule por escrito.
El nombramiento de nuevos patronos, por ampliación del Patronato hasta el límite recogido en sus Estatutos, o por sustitución de sus miembros, y la reelección en su caso, se llevará a efecto por los fundadores mediante el acuerdo adoptado por mayoría reforzada de dos tercios y con el voto afirmativo del Primer Presidente.
Asimismo, conforme a lo establecido en el Artículo 6 de los presentes Estatutos, los fundadores procederán a la designación de dos patronos propuestos por quienes ostenten la condición de Adheridos a la Fundación. El procedimiento de formulación de la referida propuesta será determinado por el Patronato.
Cese. El cese de los patronos se producirá en los supuestos previstos en la normativa vigente reguladora de las fundaciones y en los presentes Estatutos. Producida una vacante por muerte, incapacidad, inhabilitación, declaración de fallecimiento, exclusión o incompatibilidad, transcurso del período de su mandato, renuncia, remoción, resolución judicial o cualquier otra circunstancia que provoque la sustitución o cese de un miembro del Patronato, y en caso de que el Patronato quede compuesto por menos de tres miembros, se cubrirá por decisión de los fundadores, no pudiendo prolongarse la situación de vacante por un período mayor de un (1) mes.
Sin perjuicio de lo anterior, y con excepción del nombrado Primer Presidente en la Escritura Fundacional para los tres primeros períodos de mandato, los fundadores podrán acordar el cese de cualquier patrono, sin necesidad de invocar otro motivo que el interés de la Fundación, y siempre que el Patronato no quede con menos de tres miembros.
La renuncia voluntaria será efectiva desde el momento en que se notifique al Patronato de forma fehaciente. No obstante lo anterior, y si en virtud de la renuncia el Patronato quedara con menos de tres miembros, deberá seguir ejerciendo su cargo como patrono hasta el nombramiento de otro que lo sustituya.
La suspensión de los miembros del Patronato podrá ser acordada por el juez cuando se entable contra ellos acción de responsabilidad por no desempeñar en virtud del artículo 17 de la Ley 50/2002, de 26 de diciembre, de Fundaciones.
La suspensión, cese y sustitución de los miembros del órgano de gobierno se inscribirá en el Registro de Fundaciones.

Artículo 12.- Gratuidad
Los miembros del Patronato ejercerán su cargo gratuitamente, aunque podrán ser reembolsados de los gastos debidamente justificados que el desempeño de sus funciones les ocasione. No obstante, el Patronato podrá fijar una retribución adecuada a aquellos patronos que presten a la Fundación servicios distintos de los que implica el desempeño de las funciones que les corresponde como miembros del Patronato, previa autorización del Protectorado.

Artículo 13.- Patronos de Honor El Patronato podrá nombrar Patronos de Honor entre aquellas entidades, organismos o personalidades de reconocido prestigio y en general, cualquier persona que por méritos propios, así como por su dedicación a actividades análogas o complementarias a las de la Fundación merezca ostentar dicho cargo. Los patronos de honor podrán asistir a las reuniones del Patronato con voz, pero sin voto. Los patronos de honor podrán ser cesados con las mismas condiciones y requisitos que los patronos ordinarios.

Artículo 14.- Primer Presidente de la Fundación
Los fundadores elegirán entre sus miembros un Primer Presidente, quien ostentará el cargo excepcionalmente por un período inicial de tres mandatos de cuatro (4) años cada uno de ellos y cuyo voto afirmativo será preciso para la adopción de acuerdos relacionados con la designación de Patronos y Secretario y el nombramiento, en su caso, de los cargos de Vicepresidente, Vicesecretario, Tesorero y Director de la Fundación.

Artículo 15.- Presidente de la Fundación
Una vez terminado el mandato del primer Presidente por el transcurso del tiempo para el que fue elegido, o por las causas que en estos Estatutos se establecen, el nuevo Presidente, y los siguientes que lo sustituyan, ostentarán su cargo durante un periodo máximo de cuatro (4) años, siendo elegido de entre los miembros del Patronato.
El nuevo Presidente, y los siguientes que lo sustituyan, no ostentarán los derechos excepcionales atribuidos al Primer Presidente que se recogen en los presentes Estatutos.
Al Presidente le corresponde la convocatoria del Patronato, presidir las reuniones, dirigir las deliberaciones, ejecutar y ordenar ejecutar sus acuerdos, así como dirigir la Fundación adoptando cuantas medidas estime pertinentes, realizando toda clase de actos, y firmando cuantos documentos públicos y privados sean necesarios o convenientes para el fin que tiene asignado.
El presidente del Patronato ostentará la máxima representación de dicho órgano de gobierno ante toda clase de personas físicas y jurídicas, entidades, autoridades, organismos y administraciones públicas, correspondiéndole además de las facultades inherentes al miembro de dicho órgano y a él atribuidas por estos Estatutos, la de representar la Fundación en todos sus actos y contratos que deriven de los acuerdos del Patronato y otros órganos de la Fundación, así como en cuantos litigios, expedientes, cuestiones administrativas, gubernativas, judiciales y extrajudiciales se presenten, estando facultado para otorgar poderes generales o especiales para pleitos a favor de procuradores o abogados al fin citado.
El presidente podrá ejercitar por delegación todas las facultades que corresponden al Patronato, salvo las legalmente indelegables.

Artículo 16.- Vicepresidente
El Patronato podrá designar de entre sus miembros, si lo estimare oportuno, un vicepresidente, que será elegido por mayoría simple de sus miembros y con el voto afirmativo del Primer Presidente.
El vicepresidente sustituirá al presidente, también en la representación, en caso de ausencia o enfermedad de éste, o cualquier otra situación que estime oportuno el Patronato, bastando para acreditar estos extremos su mera manifestación. En caso de ausencia del presidente y del vicepresidente les sustituirá el miembro de mayor edad.

Artículo 17.- Secretario
El Patronato designará, necesariamente por mayoría reforzada de dos tercios y con el voto afirmativo del Primer Presidente, un Secretario, que podrá ser un patrono o un tercero ajeno al Patronato y de su confianza, que custodiará su documentación y levantará acta de las sesiones del Patronato que se transcribirán al Libro de Actas una vez aprobadas, dando fe con su firma de la autenticidad de dichas actas y de las certificaciones e informes que autorice y se precisen, con el visto bueno del presidente. Igualmente tendrá todas las facultades que expresamente se le deleguen, salvo las legalmente indelegables. En caso de no ostentar la condición de patrono, el secretario tendrá voz, pero no voto, en las reuniones del Patronato en que participe.
No obstante, y en su ausencia, el secretario podrá ser sustituido provisionalmente por el vicepresidente, y en defecto de éste por el patrono de más reciente nombramiento o de menor edad si la antigüedad fuera la misma.

Artículo 18.- Tesorero
El Patronato podrá designar por mayoría simple un Tesorero, con el voto afirmativo del Primer Presidente, sea entre sus miembros o un tercero ajeno al Patronato y de su confianza, con las funciones que el Patronato le encomiende.
Las funciones que pueden encomendarse al tesorero son:

  • recaudar y custodiar los fondos de la Fundación;
  • organizar la contabilidad general de la Fundación;
  • ordenar los pagos y abrir cuentas corrientes o de crédito a nombre de la Fundación;
  • presentación y firma de las cuentas anuales, formadas por el balance, la cuenta de resultados y la memoria;
  • llevanza de los libros de inventarios, cuentas anuales, presupuestos, libro diario y cuantos otros sean precisos o requeridos por la normativa en vigor.

Artículo 19.- Delegaciones, apoderamientos y comisiones.
El Patronato podrá delegar sus facultades en uno o varios de sus miembros y nombrar apoderados generales o especiales. En ningún caso podrá ser objeto de delegación la aprobación de las cuentas y del plan de actuación, la modificación de los Estatutos, la fusión y la liquidación de la Fundación, aquellos actos que requieran la autorización del Protectorado, ni los actos que excedan de la gestión ordinaria o sean indelegables en virtud de mandato legal.
El Patronato podrá nombrar de entre sus miembros una Comisión Permanente y/o una Comisión Directiva, delegando en ella todas las facultades que no sean indelegables, total o parcialmente, con carácter temporal o permanente, y que actuará como órgano colegiado y con carácter ejecutivo. En el momento en que se produzca la creación de la comisión, el Patronato procederá a la designación de sus miembros, y determinará, al menos, las facultades que se le delegan y su régimen de funcionamiento y adopción de acuerdos. El Patronato podrá recuperar o ejecutar por sí mismo en cualquier momento las funciones delegadas a la Comisión Permanente y/o Directiva.
Como puestos de responsabilidad directiva el Patronato podrá establecer todos aquellos y nombrar todas aquellas personas que resulten necesarias, conforme a las disponibilidades presupuestarias y a la consecución de los fines de la Fundación, los cuales serán remunerados con dedicación absoluta y exclusiva en las tareas que se les encomienden, pudiendo a tal fin designar a miembros ajenos al Patronato y bajo su dirección y fiscalización.
Las delegaciones y apoderamientos generales, salvo que sean para pleitos, así como sus revocaciones, deberán ser inscritos en el Registro de Fundaciones.

Artículo 20.- Comisiones de Buen Gobierno
A los efectos de propiciar la aplicación de principios de Buen Gobierno, el Patronato designará necesariamente las siguientes Comisiones:

  • De Vigilancia, integrada por entre cinco (5) y quince (15) miembros elegidos entre los Patronos de Honor de la Fundación y presidida por uno de ellos, por acuerdo del Patronato para un período de tres años, pudiendo ser reelegidos un máximo de dos veces. Su misión esencial será velar por el cumplimiento estricto de los principios fundacionales en todas las actividades de la Fundación.
  • De Contabilidad y Auditoría, integrada por tres (3) miembros, elegidos entre los Patronos por acuerdo del Patronato para un período de tres años, pudiendo ser reelegidos un máximo de dos veces.
  • De Nombramientos y Retribuciones, integrada por tres (3) miembros, elegidos entre los Patronos por acuerdo del Patronato para un período de tres años, pudiendo ser reelegidos un máximo de dos veces.

El Patronato de la Fundación aprobará, por mayoría reforzada de dos tercios los Reglamentos que regirán el funcionamiento de éstas y otras Comisiones.

Artículo 21.- Director de la Fundación
El Patronato podrá designar un Director de la Fundación, con objeto de que ejecute las decisiones tomadas por el Patronato y tome todas las medidas necesarias para la correcta gestión de la Fundación.
El director será nombrado por el Patronato mediante acuerdo adoptado por mayoría reforzada de dos tercios y el voto afirmativo del Primer Presidente. El director participará en las reuniones del Patronato con voz, pero sin voto. La competencia del director se extenderá a todo lo concerniente a la administración y representación de la Fundación que le sea delegado por el Patronato y/o la Comisión Delegada. Entre otras, sus funciones serán:

  • La gestión y ejecución de los acuerdos y directrices adoptados por los órganos de gobierno de la Fundación.
  • La dirección de los servicios existentes en la Fundación y, en general, cuantas funciones de ordenación sean precisas para el mejor logro del objeto y fines fundacionales.
  • La jefatura del personal adscrito a la plantilla de la Fundación, sea cual sea la forma contractual o vinculación establecida.
  • Presentar al Patronato o la Comisión Delegada de Gobierno, para su aprobación, los proyectos sobre nuevas instalaciones de servicios técnicos o administrativos, así como la ampliación o reforma de los ya existentes.
  • Representar, por delegación o autorización expresa del presidente de la Fundación o la Comisión Delegada, en juicio y fuera de él, en todas sus relaciones con los Poderes Públicos, Entidades, Corporaciones y Personas Jurídicas o Naturales de cualquier orden.
  • Cualquier otra que pudiera delegarle el Patronato o la Comisión Delegada para el mejor desarrollo de las funciones de la Fundación.
    El cargo de Director de la Fundación será remunerado y conllevará responsabilidades directivas. Su nombramiento y cese deberán notificarse al Protectorado y será objeto de inscripción en el Registro de Fundaciones.

Artículo 22.- Obligaciones del Patronato
Los miembros del Patronato de la Fundación están obligados a:

  • Cumplir y hacer cumplir estrictamente los fines fundacionales, de acuerdo con lo dispuesto en la ley y en los presentes Estatutos.
  • Administrar los bienes y derechos que integran el patrimonio de la Fundación y mantener plenamente la productividad de los mismos, según los criterios económico-financieros de un buen gestor.
  • Servir al cargo con la diligencia de un representante leal.

Artículo 23.- Autocontratación
Los patronos podrán contratar con la Fundación, ya sea en nombre propio o de un tercero, previa autorización del Protectorado que se extenderá al supuesto de personas físicas que actúen como representantes de los patronos.

Artículo 24.- Responsabilidad

  • Los patronos responderán frente a la Fundación de los daños y perjuicios que causen por actos contrarios a la Ley o los Estatutos o por los realizados sin la diligencia con que deben desempeñar el cargo.
  • Quedarán exentos de responsabilidad por la adopción de acuerdos o toma de decisiones quienes hayan votado en contra y quienes prueben que, no habiendo intervenido en su adopción y ejecución, desconocían su existencia o, conociéndola, hicieron todo lo conveniente para evitar el daño, o al menos, se opusieron expresamente a aquel.
  • Serán objeto de inscripción en el Registro de Fundaciones el ejercicio ante la jurisdicción ordinaria de la acción correspondiente de exigencia de responsabilidad de los órganos de gobierno y la sentencia firme que recaiga.
  • El Protectorado, por propia iniciativa o a solicitud razonable de quien tenga interés legítimo, podrá ejercitar dicha acción de responsabilidad. También podrá ser ejercitada la misma por uno o varios de los Fundadores cuando la actuación de los miembros del Patronato sea contraria o lesiva a los fines fundacionales.

Capítulo II. Régimen de funcionamiento del Patronato

Artículo 25.- Funcionamiento interno
El Patronato celebrará como mínimo una reunión cada tres meses, así como tantas veces como sea preciso para la buena marcha de la Fundación, por propia iniciativa o a instancia de la mitad más uno de sus miembros. Dentro de los seis primeros meses de cada año se reunirá necesariamente para aprobar la liquidación del presupuesto del ejercicio precedente, el inventario, la memoria de actividades y las cuentas anuales.
De igual modo, en el cuarto trimestre del año procederá a la aprobación del plan de actuación del ejercicio siguiente para su remisión al Protectorado antes del 31 de diciembre.
Las convocatorias del Patronato habrán de realizarse por el presidente, mediante escrito dirigido a cada uno de sus miembros con un plazo mínimo de antelación de quince (15) días, por cualquier medio que acredite el envío, y en su caso la recepción, en la última dirección que cada uno de los patronos haya comunicado a la fundación, y que como tal conste en sus libros, conteniendo el Orden del día acordado por el presidente, que deberá tener en cuenta las sugerencias de los miembros del órgano de gobierno, salvo en supuestos de urgencia a juicio del presidente, en cuyo caso el plazo podrá verse reducido a siete (7) días. En la convocatoria se indicará lugar, día y hora de celebración de la reunión, así como el orden del día. La convocatoria irá acompañada de la documentación necesaria.
No obstante, el Patronato se entenderá convocado y válidamente constituido cuando estén presentes todos sus miembros y acepten unánimemente la celebración de la reunión.

Artículo 26.- Constitución y adopción de acuerdos
El Patronato quedará válidamente constituido cuando concurran, personalmente o por representación de otro patrono, la mitad más uno de sus miembros si son pares, y la mayoría si son impares. No obstante lo anterior, y para que quede válidamente constituido, será necesaria la presencia del presidente, por sí mismo o por representación en otro patrono. Si no se lograse el suficiente quórum en la primera convocatoria, el presidente convocará otra reunión, debiendo transcurrir un plazo de al menos siete (7) días entre las dos reuniones, necesitándose para esta segunda reunión como mínimo la asistencia de tres patronos, incluido el presidente, para obtener quorum suficiente.
La asistencia y consecuente participación en las reuniones del Patronato podría ser habilitada, previo acuerdo mayoritario de sus miembros, mediante el uso de herramientas tecnológicas de comunicación interactiva, siempre que sea posible constatar de forma efectiva la identidad y el desempeño del patrono ubicado en sede distinta.
Los acuerdos se tomarán por mayoría simple de votos de los asistentes, excepto cuando afecte a la modificación estatutaria o la fusión y extinción de la Fundación, en cuyo caso se requerirá el voto afirmativo de dos terceras partes del Patronato. Quedarán asimismo excepcionados los siguientes supuestos:

  • Que la normativa sobre fundaciones requiera un quórum cualificado o diferente.
  • Aquellos que se recogen en los presentes Estatutos que requieran el voto afirmativo del Primer Presidente, en función de las atribuciones excepcionalmente otorgadas para el período de tres mandatos establecido inamovible. El voto del presidente tendrá carácter dirimente en caso de empate.

El secretario, con el visto bueno del presidente, levantará el acta correspondiente por cada reunión del Patronato, precisando en ella el lugar y el día de su celebración, los asistentes, los temas objeto de deliberación y el contenido de los acuerdos adoptados. Si el Patronato no designare quién o quiénes de sus componentes han de ejecutar sus acuerdos, se entenderá que la ejecución corresponde a su presidente o quien éste delegue.

TITULO III. PATRIMONIO Y RÉGIMEN ECONÓMICO

Capítulo I. Financiación, Composición, administración y custodia

Artículo 27- El patrimonio de la Fundación
El patrimonio de la Fundación debe estar integrado por toda clase de bienes, derechos y obligaciones susceptibles de valoración económica que integren la dotación, así como por aquellos que adquiera con posterioridad a su constitución, se afecten o no a la dotación. La Fundación se ajustará en sus actos de disposición y administración a las normas que le sean aplicables, destinando su patrimonio, frutos y rentas a los fines que le son propios, todo ello de acuerdo con la ley y los presentes Estatutos.
En concreto, deberá ser destinado al cumplimiento de los fines fundacionales al menos el setenta por ciento (70%) de los resultados de las explotaciones económicas que se desarrollen y de los ingresos que se obtengan por cualquier otro concepto, en los términos previstos por la legislación vigente. El plazo para el cumplimiento de esta obligación será el comprendido entre el inicio del ejercicio en que se hayan obtenido y los cuatro años siguientes al cierre del mismo.
Si recibiera por cualquier título, bien como parte de la dotación inicial, bien en un momento posterior, alguna participación y/o acciones en sociedades en las que deba responder personalmente de las deudas sociales, deberá enajenar dicha participación salvo que, en el plazo máximo de un año, se produzca la transformación de tales sociedades en otras en las que quede limitada la responsabilidad de la Fundación.

Artículo 28.- Recursos y financiación.
En la gestión económica-financiera, la Fundación se regirá por los principios y criterios generales determinados en la normativa vigente.
Para las labores de gestión, administración y contratación, el Patronato otorgará facultades de firma a tres Patronos y/o directivos de la Fundación y/o tesorero, que deberán ser ejercitadas mancomunadamente por al menos dos de los designados, uno de los cuáles deberá ostentar la condición de Patrono.

Artículo 29.- Patrimonio de la Fundación
El patrimonio de la Fundación estará integrado por:

  • La dotación inicial recogida en la Escritura Fundacional.
  • Las aportaciones y cuotas, ordinarias y extraordinarias, de los miembros fundadores, y de los adheridos en su caso; así como las cuotas y aportaciones, ordinarias y extraordinarias, que acepten satisfacer voluntariamente los miembros del Patronato.
  • Las cantidades que pueda percibir por las actividades y servicios prestados a sus beneficiarios, en la forma y con los requisitos y limitaciones establecidos en la normativa sobre fundaciones.
  • Las ayudas, y subvenciones que reciba de personas o entidades, tanto públicas como privadas.
  • Las donaciones, herencias o legados que reciba de personas o entidades, tanto públicas como privadas.
  • Cualquier otro bien o derecho que en lo sucesivo adquiera por los medios admitidos en Derecho, que le concedan otras personas, organismos e instituciones.
  • Los frutos o rentas, productos, beneficios y rendimientos del patrimonio y de las actividades que realice la Fundación, así como las remuneraciones de los servicios que pueda prestar, de acuerdo con la legislación vigente.
  • Cualquier otro recurso previsto en el marco legal de aplicación.

Artículo 30.- Alteraciones patrimoniales. Enajenación y gravamen.
El Patronato queda facultado para llevar a cabo las variaciones necesarias en la composición del patrimonio de la Fundación, de conformidad con lo que aconseje la coyuntura económica de cada momento y sin perjuicio de solicitar la debida autorización o proceder a la oportuna comunicación al Protectorado.
No obstante lo anterior, la enajenación, onerosa o gratuita, así como el gravamen de los bienes y derechos que formen parte de la dotación, o estén directamente vinculados al cumplimiento de los fines fundacionales, requerirán la previa autorización del Protectorado, que se concederá si existe justa causa debidamente acreditada.
Los restantes actos de disposición de aquellos bienes y derechos fundacionales distintos de los que forman parte de la dotación o estén vinculados directamente al cumplimiento de los fines fundacionales, incluida la transacción o compromiso, y de gravamen de bienes inmuebles, establecimientos mercantiles o industriales, bienes de interés cultural, así como aquéllos cuyo importe, con independencia de su objeto, sea superior al veinte por ciento (20%) del activo de la Fundación que resulte del último balance aprobado, deberán ser comunicados por el Patronato al Protectorado en el plazo máximo de treinta días hábiles siguientes a su realización.
Las enajenaciones o gravámenes a que se refiere el presente artículo se harán constar anualmente en el Registro de Fundaciones al término del ejercicio económico. Del mismo modo, se inscribirán en el Registro de la Propiedad o en el Registro público que corresponda por razón del objeto, y se reflejarán en el libro inventario de la Fundación.

Artículo 31.- Custodia del Patrimonio Fundacional
Para la custodia y salvaguardia del Patrimonio Fundacional, se observarán las siguientes reglas:

  • Los bienes y derechos que integran el Patrimonio Fundacional, deberán estar a nombre de la Fundación y habrá de constar en su Inventario y ser inscritos, en su caso, en los registros públicos correspondientes.
  • Los valores y metálico, los títulos de propiedad, los resguardos de depósito y cualesquiera otros documentos acreditativos de dominio posesión, uso, disfrute o cualquier otro derecho del que sea titular la Fundación, se depositarán en la entidad o entidades que determine el Patronato a nombre de la Fundación.
  • Los demás bienes muebles serán custodiados en la forma en que determine el Patronato.

Todos estos bienes o derechos se especificarán en el libro de inventarios, que estará a cargo del secretario del Patronato, y en el que, bajo la inspección del mismo, se consignarán todas las circunstancias precisas para su identificación y descripción.

Capítulo II. Régimen económico

Artículo 32.- Ejercicio económico y cuentas anuales.
El ejercicio económico será anual y coincidirá con el año natural. Excepcionalmente, el primer ejercicio dará comienzo en la fecha de la Escritura Fundacional y terminará el 31 de diciembre siguiente.

Artículo 33.- Obligaciones económico-contables
Las cuentas anuales deberán reflejar la imagen fiel de la situación patrimonial, económica y financiera de la Fundación e ir acompañadas de una memoria de las actividades realizadas durante el ejercicio.
Las cuentas anuales serán sometidas a auditoría externa voluntaria, aun en el caso de que ello no sea exigible en función de la normativa vigente. El informe de los auditores deberá contener, cuando menos, las siguientes consideraciones:

  • Las observaciones sobre las eventuales infracciones a la normativa legal o estatutaria que hubieran comprobado a través de la contabilidad y las cuentas anuales.
  • Las observaciones sobre cualquier hecho que hubieren comprobado, cuando éste suponga un riesgo para la situación financiera de la Fundación.

El informe que emitan los auditores deberá depositarse en el Registro de Fundaciones, junto con las cuentas a que se refiera.
Las cuentas anuales serán formuladas por el Presidente, aprobadas por el Patronato de la Fundación y se presentarán al Protectorado dentro de los diez días hábiles siguientes a su aprobación. Anualmente se acompañarán del informe de auditoría. El Protectorado, una vez examinadas y comprobada su adecuación formal a la normativa vigente, procederá a depositarlas en el Registro de Fundaciones.
El Patronato elaborará y remitirá al Protectorado, en los últimos tres meses de cada ejercicio, un plan de actuación, en el que queden reflejados los objetivos y las actividades que se prevea desarrollar durante el ejercicio siguiente.
Cuando se realicen actividades económicas, la contabilidad se ajustará a lo dispuesto en el Código de Comercio y la legislación mercantil, debiendo formular cuentas anuales consolidadas cuando la Fundación se encuentre en cualquiera de los supuestos allí previstos para la sociedad dominante.
La Fundación llevará aquellos libros obligatorios que determine la normativa vigente y aquellos otros que sean convenientes para el buen orden y desarrollo de sus actividades, así como para el adecuado control de su contabilidad. En la gestión económico-financiera se regirá de acuerdo con los principios y criterios generales determinados en la normativa vigente.
También practicará la liquidación del presupuesto de ingresos y gastos del año anterior, cumpliendo a tales efectos las disposiciones de la ley.

TITULO IV. MODIFICACIÓN, FUSIÓN Y EXTINCIÓN

Artículo 34.- Modificación
El Patronato de la Fundación podrá promover la modificación de los presentes Estatutos siempre que resulte conveniente para el mejor cumplimiento de los fines fundacionales. El acuerdo de modificación deberá ser adoptado por dos terceras partes (2/3) de votos de los asistentes y al menos la mitad más uno de los miembros del Patronato. El acuerdo de modificación, que deberá ser razonado, habrá de formalizarse mediante Escritura pública, y contar con la aprobación del Protectorado y ser inscrito en el Registro de Fundaciones.

Artículo 35.- Fusión
También podrá el Patronato acordar la fusión con otra u otras entidades, previo acuerdo de los respectivos Patronatos, siempre que quede atendido en la debida forma el objeto fundacional. El acuerdo será adoptado motivadamente con el voto favorable de dos terceras partes (2/3) de sus miembros y al menos la mitad más uno de los miembros del Patronato, y deberá ser comunicado al Protectorado en los términos que la Ley establezca.

Artículo 36.- Extinción
La Fundación se extinguirá de acuerdo con la legislación vigente, y en particular:

  • Cuando concurra alguna de las causas previstas en el Ley 50/2002, de 26 de diciembre, de Fundaciones, o en otras leyes que lo regulen.
  • Cuando sea imposible la realización del fin fundacional.
  • Cuando así resulte de un proceso de fusión.
  • Cuando concurra cualquier otra causa prevista en el acto constitutivo o en los Estatutos.

Artículo 37.- Procedimiento de extinción
La extinción de la Fundación requerirá el acuerdo del Patronato y la ratificación del Protectorado. El acuerdo de extinción será en todo caso razonado, con expresión de la situación patrimonial y el programa de liquidación.
Si no hubiese acuerdo del órgano de gobierno, o éste no fuese ratificado por el Protectorado, la extinción de la Fundación requerirá resolución judicial motivada, que podrá ser instada, en su caso, por el Protectorado o por el órgano fundacional.
El acuerdo de extinción o, en su caso, la resolución judicial motivada, se inscribirán el Registro de Fundaciones.

Artículo 38.- Liquidación
Los bienes y derechos que resulten de la liquidación, conforme a la voluntad del fundador, expresada en la Escritura Fundacional, serán destinados a los fines que correspondan a través de los mecanismos adecuados y determinados por el Patronato, resultando a estos efectos necesaria la confirmación de la decisión por parte del Protectorado y de acuerdo con la legislación vigente.

TITULO V. DEL PROTECTORADO Y REGISTRO DE FUNDACIONES

Artículo 39.- Del Protectorado
Esta Fundación queda sujeta a la tutela, asesoramiento y control de Protectorado en los términos previstos en las leyes vigentes.