¿Cuál es el Brexit deseable?

El día 21 de junio de 2017, tuvo lugar en FORO DE FOROS la Conversación Intergeneracional “España y el Brexit”. Como conversadores, contamos con la presencia de Simon Manley, embajador británico en España; Joaquín Almunia, ex comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios y ex vicepresidente de la Comisión Europea; Carlos Miranda, anteriormente Subdirector General de Naciones Unidas en la Dirección General de Organizaciones y Conferencias Internacionales; Ignacio Molina, Investigador Principal del Real Instituto Elcano; Emilio Ontiveros, catedrático de Economía de la Empresa por la Universidad Autónoma de Madrid; y Carlos Alonso Zaldívar, diplomático.

La Conversación giró en torno a la pregunta ¿Cuál es el Brexit deseable: “duro” o “blando”? Todos los expertos coincidieron en que el peor escenario para llevar a cabo la salida de la Unión Europea sería el de un Brexit caótico, sin claridad, eficacia ni acuerdo en las múltiples negociaciones colaterales que Reino Unido deberá realizar con los países miembros. Para culminar el proceso de abandono de la UE, tras los resultados del pasado referéndum se abrió el plazo de dos años de negociación para iniciar la fase transitoria, periodo que debería finalizar el próximo mes de marzo de 2019.

Sin embargo, tal y como se ha c en la Conversación Intergeneracional, este proceso de negociaciones será duro y complicado, y las tensiones entre el Reino Unido y el resto de países que conforman la Unión Europea podrían acrecentarse. El gobierno de Theresa May deberá, para concluir con éxito el mandato de sus ciudadanos, realizar con sumo cuidado una serie de pactos urgentes. Sin duda alguna para los expertos, la primera de las cuestiones a abordar es la de la libre circulación de ciudadanos, así como aclarar la situación en la que quedan los europeos residentes en Reino Unido. Pero no menos trascendente es la asunción de los pagos a la UE. Por otro lado, los conversadores no se han olvidado de mencionar también las negociaciones que habrán de llevarse a cabo en materia de seguridad, con la evidente amenaza del terrorismo islamista; en materia de defensa, o acerca de Gibraltar.

Con respecto a España, los conversadores estuvieron de acuerdo en que nuestro país es probablemente uno de los Estados que más perdería en caso de que el Brexit fuese “duro”. En primer lugar, porque Reino Unido es un socio comercial muy importante para España. Además, el turismo y la compra de vivienda por parte de los ciudadanos británicos aportan grandes beneficios a nuestra economía.

Por estos motivos principalmente, lo más conveniente para todas las partes es la puesta en marcha de un Brexit blando, transigente y suave. Reino Unido debería mantener una estrecha relación con la Unión Europea aun después de su salida como país miembro, y especialmente, acordar con el resto de países una rápida solución a las cuestiones más urgentes que suscita el proceso.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Back To Top