El sistema crediticio español desde 1978. De los planes de expansión a la presencia internacional

La imagen de la banca ha ido cambiando con el paso del tiempo. Especialmente en nuestro país la imagen de la entidad y de los banqueros ha ido quedando bastante tocada por los casos delictivos de los que ha sido partícipe. La reputación de la banca pasa por uno de sus momentos más complicados. Además, se le suman otros escenarios hasta ahora desconocidos. La globalización, la digitalización y el cambio en el comportamiento de la sociedad son los principales riesgos que tiene que abordar la banca como empresa.

Foro de Foros ha decidido llevar a cabo un Ciclo de Banca en el cuál se abordará el pasado, el presente y el futuro de las entidades bancarias y que pretenderá hacer reflexionar sobre cuál debe ser el modo de operar de la banca. Para ello hemos contado con la inauguración del ciclo de conversaciones con Ignacio de la Torre, Doctor en Historia Medieval y economista,  que nos ha explicado el origen de la banca y su relación con los templarios.

En está primera Conversación Intergeneracional,“El sistema crediticio español desde 1978. De los planes de expansión a la presencia internacional”, Fernando González Urbaneja  moderó la conversación entre Alfredo Saénz, Consejero Delegado – Santander, y Gonzalo Terreros, economista y Doctor en Ciencias Políticas.

Los retos de la Banca en esta nueva época

Aunque cada década tiene sus cambios, la banca por lo general tiene unos principios básicos que no cambian, o que al menos, así consideran nuestros conversadores no deberían cambiar. Es cierto que está sometida a mutaciones y que en gran medida está influida por la política gubernamental. Por ello, no es de extrañar que fenómenos como la globalización, que abarca todos los aspectos de la vida, también modifiquen el funcionamiento de la banca. La primera consecuencia que experimentó el sistema financiero con la globalización fue una interrelación muy rápida e intensa entre los distintos mercados. El mejor ejemplo que muestra la rapidez de estos efectos es la crisis financiera de 2007.

A pesar de los nuevos escenarios nuestros conversadores están de acuerdo en que todo puede solventarse y sobrellevarse a través de una buena gestión. La esencia de la profesión del banquero consiste fundamentalmente en la gestión del riesgo. Además insisten en que cuando han existido crisis financieras la causa fundamental siempre ha sido esto, mientras que otros aspectos han sido meramente complementarios.

Vemos también como es necesaria una nueva formulación del modelo de negocio bancario. En un momento histórico en el que la inmediatez y la competitividad reina en el mercado es cada vez más difícil fidelizar clientes y más para las entidades bancarias. El activo de clientela se irá diluyendo. La fidelidad está sometida al contraste del teléfono móvil y la relación personal se ha diluido, lo que implica un cambio de actitud y de aproximación.

Pero la globalización no ha traído escenarios que tengan que ser necesariamente negativos. La reformulación de las entidades bancarias gubernamentales ha hecho que los bancos ya no dependan exclusivamente de su órgano financiero estatal. Hoy pertenecemos a un conjunto más amplio en el cual compartimos moneda y que puede convertirse en protección en los momentos más duros.

En las siguientes conversaciones iremos viendo más en profundidad los momentos más importantes que ha vivido la banca española en los últimos años y seguiremos reflexionando sobre el planteamiento dado al sistema bancario. ¿Las crisis que envuelven cíclicamente al sistema financiero capitalista están relacionadas con la gestión bancaria o es parte intrínseca  del propio sistema?

Notas de Gonzalo Terreros

Galería de fotos

Ver galería completa

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Back To Top