Ser o no ser

Ser o no ser

La educación, el entorno y la propia experiencia de cada persona juegan un papel muy importante en la interacción entre individuos, en el funcionamiento de la sociedad y en el progreso de lo que nos rodea (instituciones y empresas). La educación se transmite de padres a hijos y se complementa con la escuela y la universidad. El entorno no lo podemos elegir y, aunque viene dado, es cierto que si no estamos conformes siempre podremos elegir otro camino diferente. Finalmente, la experiencia no la elegimos pero sí que elegimos el camino por el cual queremos andar. Si bien es cierto que no somos conocedores plenos de todas aquellas cosas que puedan sucedernos a lo largo de la caminata y debemos estar preparados para cualquier tipo de situación. Debemos adaptar nuestra personalidad a cada situación en particular.

El liderazgo es una capacidad que está en boca de mucha gente hoy en día. Los buenos líderes nacen con características que determinan su forma de ser a lo largo de toda su vida. Son buenos comunicadores. Saben comunicar una buena o mala noticia igual de bien. Empatizan con cualquier persona, sea igual o diferente a ellos. No temen a los cambios y asumen responsabilidades. Por eso, uno nace siendo líder o no siéndolo, pero no es una habilidad que se pueda adquirir a lo largo de tu trayectoria. Se puede mejorar, pero si nunca has tenido habilidades que han servido para influir en las formas de ser o actuar de terceros, difícilmente, después de un periodo prolongado en el tiempo, sea alguien capaz de ejercer como líder.

No debemos tratar de ser aquello que no somos o hacer determinadas acciones con las que no nos sentimos identificados. Debemos ser uno mismo, tratar de ayudar a los demás y entender los diferentes puntos de vista que nos rodean. No dejar que el negativismo afecte nuestra forma de ser y tratar de influir de la mejor forma a todos aquellos que nos lo pidan es un buen punto de partida para todos los que el líder que lleváis dentro aún no se ha despertado. Para todos los demás, los líderes de vocación, seguid así y no dejéis de influir de manera positiva a todos los que os rodean ya que cada día ejercéis de ejemplo a  multitud de ciudadanos que os siguen y respetan. Seguid siendo líderes.